jueves, 30 de agosto de 2012

La cultura del barro. La cultura dormida

 

Hace algunos días se organizó en Cea un taller de elaboración tradicional de adobes. Éste, fue dirigido por Laureano Rueda Míguelez, natural de Calzadilla de los Hermanillos, y socio de una empresa de construcción especializada en trabajos en barro. El otro socio  de la empresa es Agustín Santamarta, también de Calzadilla. No voy a ocultar que me une a ellos un vínculo muy especial: al primero, familiar, porque ‘Nito’ es primo carnal mío y, al segundo, ‘Tino’, de buena amistad de años. Son dos personas maravillosas. Aquí va el enlace a su página web por si os apetecer hacer una casa, un palomar o una bodega de adobe…  

Las construcciones tradicionales elaboradas en barro son una seña de identidad de nuestra cultura, especialmente al sur de nuestra comarca. Todavía queda algún edificio de referencia donde admirar la técnica, la nobleza de los elementos, la habilidad de los maestros que las levantaron… Pero el ladrillo caravista ha encerrado la mayoría de esas viviendas que, antaño, teñían de ocre las calles, las hacían cálidas y acogedoras. Hoy nuestros pueblos están invadidos por un mosaico de materiales (algunos sencillamente vomitivos) que han desnaturalizado el paisaje.

DESCARGA PARA MÁS INFORMACIÓN…


Las construcciones de adobe son una puta pasada. Calientes en invierno, frescas en verano, aislantes del ruido, sostenibles a nivel medioambiental, no contaminantes… y preciosas. Para conocer más de cerca las cualidades del barro y su uso en la arquitectura, os recomiendo la lectura de un libro del experto y buen conocedor de nuestra tierra, José Luis Alonso Ponga.

La Arquitectura del Barro. José Luis Alonso Ponga
Mi sugerencia del día va encaminada a la recuperación del material ‘madre’ de nuestros pueblos. No hace muchos años (2003) se organizó en la zona un encuentro de expertos, en el que también participaron nuestros aludidos amigos de Calzadilla y que reunió a la plana mayor de la arquitectura. Dejo aquí el enlace…


Tal vez uno de los recursos que se podría poner en valor para revalorizar los pueblos pasase por recuperar el barro. Talleres de elaboración de adobes, clases maestras de construcción, cursos para niños y expertos, encuentros internacionales (el barro se usa como material en todo el mundo); Se me ocurre que el Ayuntamiento de El Burgo podría crear un Centro de Interpretación de la Arquitectura del Barro donde salvaguardar el legado y que sea, a la vez, punto de encuentro para expertos, aficionados y gente interesada en conservar las tradiciones.


Taller de adobes en Cea


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada